¡Sorpresa, sorpresa!

Si hay alguien que disfruta de verdad estas fiestas navideñas que se están acercando al galope son los niños, ellos son el motor de nuestro hogar y de nuestras vidas, por ellos adornamos la casa, colocamos el árbol, lo decoramos, montamos el belén, cantamos villancicos… en fin, por ellos en estas fechas ponemos patas arriba la vida y entramos en una espiral de trabajo frenético, intentando que todo esté perfecto para recibirlas.

Por eso, esta entrada tiene como objetivo hacer participes también a los más pequeñines de la casa, sí, a esos que aún usan babero, ellos también merecen ponerse guapos en estas fiestas, y qué mejor que prepararles ahora que aún hay tiempo un babero navideño. ¿Os los imagináis ya con él puesto?

Pues nada, me ha parecido una idea perfecta, abuelas, madres, titas, madrinas… manos a la obra, que es fácil.

Propongo que sea el regalo sorpresa de estas navidades. Me  encantará que dejéis comentarios con el resultado de vuestro trabajo y el éxito que habéis obtenido con este regalito tan cuco.

Y si es niña… este me parece más apropiado.

 

babero

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.